Terapias con células madre capaces de regenerar cualquier tejido humano dañado por una lesión, enfermedad o envejecimiento podrían estar disponible dentro de unos pocos años, a raíz de una investigación dirigida por investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW, por sus sigas en inglés), en Australia.

El sistema de reparación, similar al método utilizado por las salamandras para regenerar extremidades, podría emplearse para reparar todo, desde discos de la columna a fracturas óseas, y tiene el potencial de transformar los enfoques de tratamiento actuales para la medicina regenerativa, como destacan los autores en un artículo publicado en 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

El autor principal del estudio, hematólogo y en UNSW John Pimanda dice que la nueva técnica, que reprograma las células óseas y de grasa en células madre multipotentes inducidas (IMS, por sus siglas en inglés), ha demostrado su éxito en ratones.

Científicos estadounidenses trabajan en la reparación de corazones dañados utilizando células madre del propio paciente. Con esto se reduce la necesidad de encontrar un donador compatible, y al mismo tiempo disminuir las posibilidades de que el cuerpo rechace el nuevo tejido.

Las células madre obtenidas de la piel, fueron introducidas a corazones de donantes; después de unos días, las células madre crecieron en el tejido muscular.

Los corazones se colocaron en un biorreactor (dispositivo o sistema empleado para hacer crecer células o tejidos en operaciones de cultivo celular) con factores de estrés que imitan las condiciones de un corazón vivo.

Dos semanas más tarde, los investigadoresencontraron que el nuevo tejido tenía la apariencia de tejido muscular cardiaco inmaduro, y demostraron su contracción funcional. Jacques Guyette miembro del Centro de Medicina Regenerativa del Hospital General de Massachusets, mencionó que la meta del equipo es la regeneración de tejido completamente funcional.

Investigadores de la Escuela de Medicina y el Instituto Shiley del Ojo de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, con colegas en China, han desarrollado un nuevo enfoque de medicina regenerativa para eliminar las cataratas congénitas en recién nacidos, permitiendo a las células madre regenerar el resto de las funciones del cristalino.

El tratamiento, que ha sido probado en animales y en un ensayo clínico pequeño humano, genera muchas menos complicaciones quirúrgicas que el estándar de atención de corriente y dio lugar la regeneración del cristalino con función visual superior en los 12 pacientes con cataratas pediátricas que recibieron la nueva cirugía, según los resultados del estudio, publicados en la edición digital de este miércoles de 'Nature'.

La enfermedad renal es una enfermedad silenciosa como afirman desde el Hospital San Vicente Fundación. Este 13 de marzo se conmemora el Día mundial del riñón y según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aproximadamente, una de cada diez personas tiene algún grado de enfermedad renal.

Cabe anotar que el riesgo de padecer una enfermedad renal crónica se incrementa después de los 50 años y es más común después de los 70.

Cada día, los riñones de una persona procesan aproximadamente 190 litros de sangre para eliminar alrededor de 2 litros de productos de desecho y agua en exceso.

Desde esta entidad recuerdan que el fallo crónico de los riñones se define como el deterioro de la función renal a largo plazo. En los niños y adolescentes puede ser una consecuencia del fallo renal sin mejoría, defectos de nacimiento, enfermedades crónicas del riñón, o tensión alta crónica y severa.

La Corporación Internacional de Células Madre comenzó el reclutamiento de 12 enfermos de párkinson para un tratamiento con células madre. Los primeros resultados deben conocerse en el primer trimestre de 2016.

En diciembre en TiTi os informamos de que el gobierno australiano había dado autorización a la Corporación Internacional de Células Madre (ISCO por sus siglas en inglés) a iniciar en su territorio un ensayo clínico con una terapia con células madre, un hecho que la compañía había presentado como pionero dentro de los tratamientos para la enfermedad de Parkinson.

Hoy la noticia es que la Corporación Internacional de Células Madre comienza en Melbourne, Australia, a reclutar a las doce personas con enfermedad de Parkinson en fase moderada a severa de la enfermedad que deberán participar en el ensayo. La comunidad científica tiene muchas expectativas sobre este ensayo que puede significar el primer paso para abrir las puertas a este tipo de tratamiento en los países donde está prohibido, como en España y EE.UU.